BlogEmpleadosEmprendedores

Si eres dueño o administrador de algún negocio, seguramente tienes claramente identificados los días, meses o temporadas en que hay mas o menos afluencia de clientes en tu negocio. A esto le llamanos estacionalidad de las ventas. Esto es algo que puede causar estrés o desesperación, pues en ocasiones, a pesar de que existe demanda, las ventas parecen simplemente no querer llegar.

Afortunadamente, existen varias formas de poder controlar este fenómeno mercadológico y mitigar el daño que puede estar ocasionando (porque claro, cuando las ventas se ven favorecidas no tenemos motivo para quejarnos XD).

1. Identifica la estacionalidad de tus ventas. Esto es el paso más importante, pues hay diferentes tipos de estacionalidad. Si el fenómeno se repite, por ejemplo, los días martes, o bien, en algún mes en concreto, es necesario investigar sobre los eventos externos que ocurren al mismo tiempo que los días de tus ventas bajas.

2. Conoce a tu mercado. Es necesario estar en contacto constante con tus clientes para saber que es lo que quieren y cuando lo quieren. Las redes sociales son un excelente medio para poder obtener información de tu mercado (de manera informal) o para observar tendencias de consumo.

3. Aprovecha las ventajas de tus productos/servicios. ¿Venderías aires acondicionados en Alaska? (Pregunta retórica) Sin embargo, si tu respuesta es ‘Sí’, seguramente estudiarás más a fondo las ventajas que tiene este producto y que pueden subsanar la baja demanda o bien, generar un nuevo nicho de mercado.

4. Anticípate a tu competencia. Observa de cerca las acciones de tus competidores y, sobre todo, ve por las necesidades de tus clientes. Si conoces esta información pordrás anticiparte a comunicar de forma efectiva el mensaje a tus clientes, antes que tu competencia.

5. Estrategias sociales. La compra social (o colectiva) es una herramienta interesante que ayuda a controlar la estacionalidad de las ventas. Además de otras promociones u ofertas atractivas que puedes echar a andar para atraer más clientela en esos períodos de sequía, obviamente, tomando en cuenta la información de los puntos anteriores.

Observa bien las tendencias de tu negocio y asesórate en caso de tener alguna duda o de querer implementar alguna idea. Si lo haces bien, los resultados te sorprenderán.