BlogEmprendedores

Tu mente emprendedora a menudo se ve limitada por ciertas barreras que te impiden echar a andar tu proyecto. La principal barrera que impide a los emprendedores de iniciar sus proyectos suele ser la económica, aunque, podemos demostrar que más que una barrera, la mayoría de las veces es un pretexto. También existen barreras legales y actitudinales que retrasan o desmotivan a los autores de un proyecto, pero también son fácilmente quebrantables con un poco de información.

No obstante, la barrera atenderemos con esta guía la falta de organización. Muchas veces no sabes por donde empezar y esto es algo que puede llegar incluso a costarte dinero.

A continuación te compartimos una guía práctica con los puntos clave para que puedas echar a andar tu proyecto de la manera más fluida posible, partiendo del supuesto que el recurso económico no es un impedimento.

1. Establece tus objetivos.

¿Qué quieres lograr? Esta es la base de todo. Puede que incluso te ayude a lograr definir algún aspecto de tu oferta de valor.

2. Define tu marketing mix.

Es importante, una vez tienes tus objetivos definidos, definir tu producto y el resto de elementos del mix, para poder tener tu oferta clara.

3. Crea tu modelo de negocio.

Tres palabras: Business… Model… Canvas… No hay más. Esta herramienta ha probado ser la más efectiva al momento de definir el modelo de negocios. Es muy fácil de aprender a utilizar y sobre todo, es dinámica y adaptable a los cambios que pudieras hacer en tu proyecto.

4. Sondea tu mercado y tu competencia.

Con tu modelo de negocio definido ya tendrás clara tu oferta de valor, pero es importante tener un conocimiento adicional de tu mercado y de tus competidores, especialmente para definir (o redefinir) tu política de precios.

5. Crea un prototipo.

En el caso de productos o un test en el caso de servicios. Este paso ayudará a promover la venta.

6. Establece tu identidad corporativa.

Esto incluye tu marca, sitio web, dossier de ventas, catálogo, en fin, todo lo necesario para que tu y/o tu fuerza de ventas puedan proporcionar la información más clara y rápidamente posible.

7. Comienza a vender.

La única forma de saber si algo funciona es echándolo a andar. Según el giro de tu producto o servicio, una campaña de preventa es un buen indicador para medir la demanda real del mercado. Si ya tienes la producción hecha o el servicio listo para lanzarse, entonces comienza a hacerlo. Has uso de todas las herramientas disponibles para llegar a tu target. Es importante, claro, definir tu estrategia de venta y tu capacidad y alcance para hacerlo.

8. Monitoreo y feedback.

Haz uso de las variables de control establecidas en tu estrategia de ventas y actúa rápido para corregir errores o para implementar mejoras en las áreas de oportunidad detectadas.

En cualquier parte del proceso es importante no dejar de lado el aspecto legal de tu producto y/o marca. Nuevamente, según tu tipo de producto o servicio, algunos puntos deberás desarrollarlos con mayor atención, por ejemplo, en el caso de que requieras de procesos import/export, logística doméstica o integración de servicios de terceros. No obstante, esta guía está diseñada para darte un panorama general de los puntos claves para poder desarrollar tu negocio y echarlo a andar.

No dudes en contactarnos en caso de querer más información o de tener cualquier consulta sobre cómo echar a andar tu próximo proyecto.