BlogEmpleadosUniversitarios

Ya sea que estés terminando tu carrera y busques introducirte en el campo laboral o bien, que estés buscando cambiar de empleo, es necesario VENDERTE. Así es, es necesario vender tu imagen personal a los reclutadores.

Para esto, no solamente es necesario tener un CV, portfolio o títulos universitarios. Es importantísimo elaborar lo que llamamos ‘Elevator Pitch’. En otras ocasiones hemos hablado sobre esto, aplicado a la venta de negocios. Esta vez lo enfocaremos a la aplicación para una entrevista de trabajo.

¿Por qué es importante preparar un pitch?

Cómo ya lo mencionamos, un pitch es una presentación breve (de menos de dos minutos) en la que debes destacar los aspectos relevantes de tu proyecto (en este caso, TU) para poder captar la atención de las personas a las que te diriges. El elaborar un pitch, no solo denota preparación, sino que te obliga a contemplar los diversos escenarios y situaciones que pueden presentarse.

A continuación algunos sencillos pasos para poder elaborar tu pitch de forma más sencilla:

1. Conoce bien a quien te quieres dirigir. Es importante conocer los aspectos profesionales y personales de quien va a entrevistarte. Una pequeña investigación previa nunca está de más, pues hoy en día podemos conocer mucho a través de las redes sociales.

2. Identifica qué necesidades buscas satisfacer y qué es lo que puedes ofrecer a diferencia de otras personas. Esta será tu principal arma de ventas. Tu ventaja diferencial, al igual que un producto, dará un plus a la atención que recibas del entrevistador.

3. Cuida tu apariencia física. Es importante vestir adecuadamente, sin exagerar (no te vayas de etiqueta) pero sí utiliza una vestimenta formal. En caso de los hombres, cuida tu barba (ya sea que tengas o no) y tus zapatos, pues es lo primero que se observa. Si eres mujer, utiliza ropa que no tenga mucho escote o faldas muy cortas y, obviamente, el peinado adecuado. Los movimientos corporales al momento de hablar también son cosas que hablan sobre tí. Practica las posturas adecuadas.

4. Habla de tu experiencia previa en relación al proyecto que ofreces, para no dar la impresión de inexperto.

5. Practica todos los detalles, incluso la entonación, pues un discurso demasiado estable puede hacer que se evada la atención y tu elevator pitch pierda todo sentido.

En resumen, cuando elaboras un elevator pitch para buscar trabajo, debes responder las siguientes preguntas:

1.- Quién eres? (breve introducción)
2.- Cuál es tu objetivo? Tu objetivo profesional?
3.- Cómo has demostrado tu interés en esa área?
4.- Por qué eres único? Cuál es te diferencia de la competencia?
5.- Que puedes aportar a la empresa basado en logros que hayas obtenido.
6.- Cierra la conversación con alguna frase que diga que estás listo para pasar a la acción.

Si sigues estas recomendaciones, seguramente estarás en la lista de los candidatos a tomar en cuenta. No solo esto, las aplicaciones de esto también te servirán para la venta de cualquier idea, producto o servicio.