BlogUniversitarios

Si bien la llamada educación formal es de suma importancia para el desarrollo de cualquier individuo, la elección de tu carrera, oficio o profesión no es única ni definitiva como te lo han hecho saber.

Por ejemplo, hace algunos años existía la opción de aprender para ser telegrafista. Un contador únicamente se dedicaba a los procesos contables. Sin embargo, debido a los cambios provocados por los avances tecnológicos, algunas profesiones y oficios se han vuelto obsoletos y otros (la gran mayoría) han evolucionado a una forma en la que los estudios tradicionales ya no son suficientes.

Pero, ¿qué es lo que determina estos cambios tan drásticos? No es solamente la tecnología sino la evolución que tienen los consumidores en sus hábitos. Hace algunos años no existían las redes sociales. Hoy en día existen carreras completas y puestos de trabajo basados en ellas. Al final, una cosa es cierta: Nadie compra lo que quiere, todos compramos lo que existe en el mercado.

Siguiendo esta premisa es muy importante identificar que es lo que hay en el mercado y aprender a detectar la demanda latente en base a las necesidades de tu entorno. Pero esto no es algo que la educación formal ofrezca, o si lo hace, no siempre es de la forma más adecuada.

Para esto es necesario capacitarte y entrenarte en otras áreas con la llamada ‘educación informal‘. A continuación, algunas recomendaciones que te ayudarán a desarrollarte como persona y profesionista, y que consideramos muy importantes para complementar tu aprendizaje:

Idiomas

Hoy en día, es posible aprender un nuevo idioma sin necesidad de salir de tu casa a través de plataformas digitales.

Educación financiera

Te enseñará a administrar tus recursos y la forma en que gestionas y tu flujo de efectivo.

Hablar en público

Es sumamente necesario saber cómo expresarte correctamente ante una audiencia.

Tendencias tecnológicas

No puedes llamarte un profesionista si únicamente aprendes las teorías de hace 40 años. Es necesario conocer las nuevas tendencias y estudiarlas. (Además, la mayoría de estos nuevos estudios están en inglés por lo que es importante dominar el idioma)

Finanzas y apalancamiento

Si entiendes el funcionamiento del dinero, podrás detectar y aprovechar nuevas oportunidades de negocios. No importa que estudies para ser dentista o abogado. Entender sobre conceptos financieros siempre te será de utilidad.

Y lo más importante… ¡VENTAS!

Si no sabes vender estarás destinado a ser una pieza de ajedrez en el tablero de aquellos emprendedores que si lo hacen. De nada sirve tener las mejores ideas, los mejores productos o las mejores intenciones si no sabes hacer que tu target las compre.

Tu, como universitario, tienes el deber de identificar tanto tu potencial como tus límites para poder tomar tus propias decisiones. De lo contrario, alguien más lo hará por tí.