BlogEmprendedores

Tú, que eres emprendedor, seguramente ya tienes conocimientos de mercadotecnia y estás familiarizado con los términos como target, audiencia, universo, etc. En esta ocasión hablaremos un poco del target.

Definimos como target a aquel grupo de personas que adquirirán tus productos y servicios y a quien deben dirigirse los esfuerzos de marketing. A simple vista puede parecer un tanto obvia la necesidad de conocerlo, pues si sabemos sus gustos, tendencias, hábitos y podemos dirigirnos de forma más efectiva para poder lograr la venta.

A raíz de los avances tecnológicos y de los estudios de Neuromarketing y Neuroventas, el conocimiento del target ha pasado a jugar un papel más importante aún y un enfoque totalmente distinto: Ahora podemos conocer lo que piensa y siente nuestro público objetivo sin tener que preguntar directamente.

Si logramos obtener un conocimiento más profundo de nuestros clientes podemos detectar más fácilmente sus necesidades y deseos, minimizando esfuerzos y reduciendo costes innecesarios para ayudarnos a vender más y maximizar al mismo tiempo nuestros beneficios.

Aunado a esto, las tendencias del marketing han evolucionado del marketing Outbound hacia el Inbound, siendo este último una serie de estrategias que hacen que tu target vaya hacia a tí, en lugar de salir corriendo en su encuentro.

Para esto hay una serie de puntos clave que debemos saber sobre nuestros clientes:

  • Demografía (edad, sexo, estado civil, etc.)
  • Geolocalización
  • Preferencias tecnológicas (por ejemplo, hay diferencias entre usuarios de iphone y usuarios de android)
  • Ingresos promedio
  • Hábitos de consumo
  • Hobbies y pasatiempos
  • Profesión, carrera u oficio

Y yendo más allá de los procesos del marketing tradicional, el neuromarketing nos permite saber:

  • ¿Qué siente tu target al consumir tus productos?
  • ¿Que es lo que más llama la atención a su vista?
  • ¿Qué es lo que más valora de tu producto o servicio?
  • ¿Recomendaría tus productos y servicios?

Todo esto sin tener que preguntarle directamente. Como puedes ver, estos datos y su cruce nos proporcionarán información mil veces más valiosa que cualquier encuesta o formulario y nos ayudará a profundizar en su conocimiento.