Blog

Tal como lo estipulan las leyes darwinistas: Quien no se adapta, muere. El cambio es la única constante que realmente existe en este universo y quien no acepte el cambio está destinado a sucumbir ante su competencia -mercadológicamente hablando.

Entonces, ¿Cuál es la clave para la adaptación? Es realmente simple: La educación.

La educación no es únicamente conocimiento. Puedes conocer sobre muchos temas, pero educarse implica ser instruido por alguien más. Alguien con la experiencia y las cualidades necesarias para que puedas aplicar esos conocimientos.

Si trasladamos estas premisas al ámbito de las ventas, podemos inferir que si un gerente, un profesionista independiente o el dueño de un negocio no se adapta a los nuevos medios de comunicación, tendencias y técnicas, en algún punto su competencia se lo comerá.

Pero, ¿en qué debes entrenarte? Esta es una cuestión que muchos se plantean. Muchas veces no hay tiempo para aprender de todo o sobre todo, entonces debemos decidir y elegir con astucia donde invertir nuestro capital para educación.

Si tuviera que hacer una lista, el número 1 serían las Ventas. Las ventas son la gasolina que alimenta el motor de una empresa., Las ventas pagan los sueldos, pagan las vacaciones, ponen comida en tu mesa: ‘Sin ventas no hay paraíso’. Como ser social que eres, constantemente estás vendiendo, desde tu imagen personal al conocer a una persona hasta la idea de tu próximo que negocio que aún tienes en tu cabeza.

Dicho esto, el campo de las ventas ha dado un salto cuántico desde la concepción del Neuromarketing y las Neuroventas. Los descubrimientos y aplicaciones que tiene este campo han cambiado de forma increíble la percepción que tiene una persona con entrenamiento sobre su mercado de aquella que no lo conoce. En resumen, una persona con conocimientos en Neuromarketing vende más hablando menos.

Si quieres mejorar tu forma de vender y entrenarte en serio pregúntame por el Entrenamiento Elite en Neuromarketing y Neuroventas.